Dynamic Pricing: cómo monitorizar los precios de tu competencia

dynamic pricing

Cuando hablamos de negocios, sin duda el precio resulta ser un elemento determinante para cerrar una venta. Pero si además a esta ecuación sumamos el ecommerce, entonces se vuelve fundamental.

En Internet la competencia cada vez es más más agresiva, ya que en cierto modo las nuevas tecnologías han democratizado el comercio, proporcionando un escaparate 24/7 de tus productos, dónde incluso puedes ir a buscar a tus propios clientes.

Esto quiere decir que si encuentras un nicho de mercado lo suficientemente rentable, puedes plantar cara a empresas tan colosales como Amazon, aunque tengas un pequeño negocio.

Si lo piensas, hacer todo esto solo con tu tienda física es prácticamente imposible.

Un mejor precio casi siempre garantiza una mayor rotación de productos, por lo que trabajar muy bien el pricing para muchas empresas se ha vuelto una estrategia clave.

Cuando tienes un catálogo reducido, controlar los precios y condiciones de envío de tu competencia resulta sencillo. Pero si tu catálogo es muy amplio, gestionar toda esta información resulta imposible…

Y es aquí dónde entra en juego una herramienta que te permite hacer todo esto de forma automática: el Dynamic Pricing.

Realmente estas herramientas no son nada nuevo, ya que las grandes empresas llevan años usándolas. Solo que ahora, por fin, ya no son un arma exclusiva de unos pocos… 😏

Si te estás preguntando de qué va todo esto del Dynamic Princing, ¡sigue leyendo!

En este post, trataré de explicarte qué es el Dynamic Pricing, todo lo que puedes hacer con esta herramienta, todo lo que NO debes hacer, y algunas opciones que recomiendo para que puedas implementarlo hoy mismo en tu tienda online.

1. ¿Qué es el Dynamic Pricing?

La definición más simple que se me ocurre para la fijación dinámica de precios es la siguiente:

«Dynamic Pricing es el proceso de monitorizar y establecer los precios de tus productos en función de tu competencia, margen mínimo necesario, costes de envío, y otros factores».

Estos otros factores incluyen:

  • Estándares de la industria: precios promedio en la industria, precios más comunes entre competidores directos, etc.
  • Condiciones del mercado: oferta y demanda disponible, hábitos de compra del consumidor, etc.
  • Expectativas del consumidor: cuánto están dispuestos a pagar tus clientes, cuanto esperan pagar, y otras variables no relativas al precio.

Por tanto, el dynamic pricing toma todos los elementos mencionados anteriormente y los combina, dando como resultado una estrategia de precios más eficiente para tu catálogo de productos.

2. ¿Qué puedes hacer con Dynamic Pricing?

El beneficio principal que nos ofrece esta tecnología es el de maximizar tu margen de beneficio por cada venta conseguida y aumentar la rotación de tu stock de productos.

Es decir, con dinamic pricing alcanzas la combinación más eficiente para estos dos factores:

💰 Margen
🛒 Rotación

Y para poder alcanzar este ambicioso objetivo, las herramientas de dynamic pricing te permiten:

2.1. Monitorizar de forma anónima a tus competidores

Elige el canal en el que quieres monitorizar a tus competidores, por ejemplo: Google Shopping, Amazon, eBay, etc. Importa tu catálogo, y el sistema de detección automática hará el resto…

La herramienta detecta de forma ilimitada a todos los competidores que estén vendiendo los mismos productos que tú. Todo ello a través de un sistema inteligente de matching de productos, que toma en cuenta multitud de variables y aprende de forma autónoma con Machine Learning ℹ.

dynamic pricing - competencia
Imagen extraída de boardfy.com

2.2. Modificar tus precios de forma automática en tiempo real

Técnicamente hablando, esta característica es lo que comunmente se conoce como Dynamic Pricing o Smart Pricing. Aunque como puedes ver, el término es en realidad mucho más amplio.

Significa que podrás gestionar el precio de tus productos de forma inteligente con una serie de reglas de precios que se ejecutan de forma automática y en tiempo real con tu ecommerce y canales de marketing.

Por ejemplo, imagina que quieres ser 3€ más barato en unos auriculares, con respecto a tus competidores en Amazon, siempre y cuando se respete un margen mínimo del 15% con respecto a tu precio de coste:

 

dynamic pricing
Imagen extraída de boardfy.com

2.3. Detectar oportunidades de mercado no explotadas

En base a una categoría de productos afín a tu negocio, podrás evaluar el éxito actual de los top ventas del mercado (con gtin y marca incluidos), el intervalo de precios al que se suele vender o sus cambios en posiciones. También podrás ver si ya lo tienes o no dentro de tu catálogo y comparar.

De este modo, no solo puedes sacar rendimiento a tus precios, sino que la herramienta te permite identificar nuevas oportunidades de negocio, mostrándote los rangos de precio de venta en los que se mueve, para poder calcular si vender ese nuevo producto es rentable para ti también.

dynamic pricing- nichos de mercado
Imagen extraída de Google Merchant Center

2.4. Revisar el histórico de precios de cada competidor

Con el monitoreo de precios, puedes obtener información sobre los cambios en los precios de los competidores y compararlos durante un período específico. Esta información te permitirá comprender mejor las estrategias de precios de tus competidores, permitiéndote descubrir sus modelos y tendencias de pricing, sus ciclos estacionales, picos de ventas, etc.

En definitiva, con estos datos, puedes tomar decisiones sobre tus precios precios que sean más inteligentes y efectivas, lo que a medio plazo te permitirá obtener mayores ingresos y un ROAS (retorno de la inversión) mayor en tus campañas de marketing.

Histórico de precios
Imagen extraída de netrivals.com

2.5. Enviar a Google Shopping tus mejores productos

Mediante un análisis detallado de los precios de los competidores, podrás obtener el mejor precio en Google Shopping. Ten en cuenta que ser la opción más competitiva prácticamente te garantiza obtener la «Buy Box», lo que aumentará tu visibilidad, tu tasa de conversión y tu retorno de la inversión. Estas herramientas te ofrecen incluso filtros con los que puedes segmentar tu catálogo de acuerdo a criterios personalizados (ej: en función de costes de envíos, zonas geográficas, etc.). En definitiva, aprovecharás al máximo el presupuesto de tus campañas de Google Shopping

Imagen extraída de Google Shopping

3. ¿Qué no debes hacer con tu estrategia de pricing?

Llegados a este punto, puedes decantarte por algunos comportamientos perjudiciales cuando comienzas a implementar una estrategia de fijación dinámica de precios. Si bien no es una lista completa, sí que se incluyen los principales errores (más perjudiciales) que cometen las empresas al implementar dynamic pricing:

1. No configures un margen automático y te olvides
Creer que el software de fijación de precios se encargará de todo es un camino seguro hacia el desastre. Deja que el machine learning haga el trabajo duro, pero asegúrate de llevar las manos sobre el timón en todo momento. Así evitarás posibles sorpresas que puedan hacerte perder dinero. El mejor método para empezar sería emplear el sentido común, hacer un buen análisis inicial y atacar con tus referencias estratégicas.

2. No generes desconfianza entre los clientes
La fluctuación de tus precios con demasiada frecuencia puede hacer que tus clientes intenten «esperar» para obtener un mejor precio en el futuro. O, peor aún, puede hacer que dejen de confiar en tu marca por completo. La implantación de una estrategia inteligente de fijación de precios dinámicos no debe aparecer en tu ecommerce de la noche a la mañana. De hecho, la sutileza es la clave cuando se introducen precios dinámicos en tu estrategia ecommerce.

3. No comiences una guerra de precios
Piénsalo. Aplastar a tu competencia podría hacer que ellos intenten hacer lo mismo contigo. Bajarán sus precios, desatando un efecto dominó bastante peligroso. Y a su vez, el valor percibido del producto también se desplomará. Sé consistente con tu estrategia a medio plazo, y evita dar una impresión demasiado brusca a la hora de implantar modificaciones.

4. Conclusiones

Como has podido comprobar, tu estrategia de precios puede darte mucho juego, y por tanto no debe ser una variable estática. Más bien, debería convertirse en un elemento diferenciador en tu ecommerce, que te permita competir cada céntimo y ganar el mayor número de conversiones posible.

Usa las herramientas de automatización con cabeza, enfócate en tus fortalezas, y ataca las debilidades de tu competencia.

Y no olvides que cuando hablamos de competitividad, debes tener en cuenta que existen más de factores que van más allá de tus precios de coste y margen interno deseado. También debes tener en cuenta que de cara al usuario son importantes otras cosas como: los costes de transporte, el tiempo de envío, la atención al cliente, la gestión de incidencias,  los métodos de pago disponibles, la experiencia de compra, cuidar los peuqeños detalles, etc. Estos elementos a veces trascienden lo puramente monetario, pero aún así, son diferenciadores y pueden decantar la balanza a tu favor.

Recuerda: Una venta que consigue la competencia, es una venta menos para ti.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable » José Antonio Borja Ferrari
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.